El Patrón Histórico del Antiguo Testamento

Roberto D. Brinsmead

El Patrón de la Historia de la Redención 2

Los grandes actos de Dios en la historia antiguotestamentaria quedaron sellados por características que demuestran ser la obra de un solo Autor. Existe alil un patrón repetitivo de la actividad divina; una historia de eventos que se recapitulan.

Examinemos brevemente este patrón histórico repetitivo en los eventos principales del Antiguo Testamento-la creación, el diluvio, el éxodo y la liberación del post-exilio.

Rasgos del Evento de la Creación

1. Hay un caos antes de la creación (Gén. 1:2; compárese con Jeremías 4:23>.

2. Las aguas cubren la tierra (Gén. 1:2).

3. El Espíritu cerníase con su protección sobre la haz de las aguas (Gén. 1:2).

4. Se dividen las aguas (Gén. 1:6).

5. Aparece la tierra seca <Gén. 1:10).

6. Aparecen los animales (Gén. 1:24).

7. Es hecho el hombre a imagen de Dios (Gén. 1:27).

8. El hombre recibe dominio sobre las criaturas y la tierra (Gén. 1:28, 29).

9. Adán es puesto a dormir y Eva es formada de una costilla tomada del costado de Adán <Gén. 2:21-24).

10. En esta narración aparece el patrón del reino pactado. He aquí el pueblo de Dios, en el lugar asignado por Dios y bajo el gobierno de Dios.

El propósito principal del relato del Génesis no es proveernos información biológica o geológica. Es darnos información teológica. Este patrón no sólo fue establecido por Jesucristo, sino que, como veremos, existe por causa de Jesucristo (Col. 1:16).

Rasgos del Evento del Diluvio

1. Existe un mundo en caos (Gén. 7:11).

2. Las aguas cubren la tierra (Gén. 7:19, 20).

3. El viento sopla sobre las aguas (Gén. 8:1).

4. Aparece la tierra seca (Gén. 8:13, 14).

5. Se le concede dominio a Noé sobre las criaturas, y se repite el mandato-dado una vez a Adán-de sojuzgar y poblar la tierra (Gén. 9:1, 2).

6. El pacto queda renovado (Gén. 8:20-22).

Las características esenciales del acto de la creación se repiten en la destrucción del mundo antiguo y en la aparición del nuevo en ocasión del diluvio. En el patrón repetitivo de la actividad divina no aparecen todas las caracterisiticas. Pero hay suficiente repetición como para establecer un claro patrón.

Rasgos del Evento del Exodo

1. Es creada la nación hebrea.

2. Las aguas del Mar Rojo se dividen (Ex. 14:21, 22; compárese con Is. 51:9-11′).

3. A Israel se da la orden de poseer la tierra prometida de Canaán, someterla y ejercer dominio bajo el gobierno de Dios.

4. Dios entra en pacto con Israel. Aquí se exhibe el patrón del reino del pactoel pueblo de Dios, en el lugar asignado por Dios (la tierra prometida) bajo el gobierno de Dios.

El exodo tiene otros rasgos que dan significación especial a este evento. Algunos son recordativos del Edén. El maná en el desierto nos recuerda el árbol de la vida. Las serpientes que mordían al pueblo nos recuerdan la serpiente que engañó a Eva. Las pruebas de Israel en el desierto nos recuerdan la prueba de Adán en el Edén. No hay una correspondencia exacta entre ambos eventos, pero el patrón repetitivo es evidente. Los nuevos rasgos en el éxodo nos demuestran que la historia del pacto no es meramente cíclica. Cada nuevo evento, no sólo recapitula el pasado, sino que los trasciende. De modo que la historia del pacto se mueve hacia adelante.2
Otros rasgos del éxodo ocupan un lugar importante en el patrón repetitivo de los eventos:

1. Israel es llamado el primogénito de Dios (Ex. 4:22, 23).

2. A Moisés, el libertador, lo esconden de la ira del rey y escapa de la matanza de los niños varones (Ex. 1:22-2:6).

3. Israel es salvo mediante la sangre pascual (Ex. 12).

4. Israel pasa a través del mar (Is. 63:11-14).

5. Israel es llevado al desierto y probado durante cuarenta años (Dt. 8:2, 3).

6. El pueblo murmuró contra Dios y quebrantó el pacto. Sin embargo, Dios les dió el maná del cielo, agua de la roca, un pilar de fuego para guiarles, un símbolo de su presencia en el tabernáculo y sanidad mediante la serpiente de bronce.

7. Israel cruza el Jordán y entra en la tierra prometida.

El evento del éxodo domina el horizonte de la historia antiguotestamentaria. Se remonta sobre la conciencia de Israel para todo el tiempo venidero. Toda la historia futura queda interpretada a la luz de ese evento. Esta liberación se constituye en el patrón de todas las futuras liberaciones.

Rasgos de la Liberación del Post-exilio

El Antiguo Testamento presenta un patrón repetitivo de cautividad y restauración. Tal cosa es testigo de la infidelidad del hombre y de la fidelidad de Dios. Su pueblo inmerecedor se vendió a si mismo al cautiverio. Pero Dios lo libra porque es un Dios que guarda el pacto. Los libros de los jueces y de los reyes registran muchas liberaciones. Cada una es un éxodo en miniatura. Mil años después del éxodo en Egipto, surge otro éxodo en Babilonia.

La cautividad y esclavitud de Israel bajo Faraón recapitula la cautividad de Adán en el Edén. El rescate de Israel a través del Mar Rojo recapitula el rescate de Noé de las aguas del diluvio. Igualmente, el cautiverio de los judíos en Babilonia durante setenta años recapitula la esclavitud en Egipto. El acto de Dios al librar su pueblo de Babilonia recapitula el éxodo. Los profetas pintan esta liberación de Babilonia (y algunas veces de Asiria) como el redivivus (reavivamiento) del éxodo (Ez. 20:33-37; Os. 2:14, 15; Compárese con Is. 4:5; 10:24-27; 11:11, 12, 16; 40:3-5; 41:17, 18; 43:16-19; 44:27; 48:20, 21; 51:9-11; Jer. 51:36; Ez. 16; Mi. 7:15-17).

Desde Isaías 40 hasta el 66 el profeta usa figuras mosaicas para describir la liberación de Babilonia. El Señor volverá a secar las aguas-esta vez el río r Eufrates.3 Redimirá su pueblo y lo conducirá a través del desierto, proveyéndole comida, agua, luz y protección. Renovará el noviazgo, restaurará el pacto (Jer. 31; Ez. 16; 20:33-37; Os. 2:14, 15) y traerá de nuevo el pueblo a su propia tierra.
Los profetas, especialmente Isaías, mostraron que la liberación de Babilonia no sólo sería el redivivus del éxodo, sino el redivivus de la creación. La gloria de la liberación venidera es demasiado grande para describir en términos del éxodo. Demanda el lenguaje del Edén. La bestia peligrosa y viciosa tornaráse dócil. El desierto florecerá como la rosa y la soledad se volverá como el Edén (Is. 11:6-9; 35:1, 10; 55:12, 13; 65:17-19).

Cuando el decreto de Ciro dió libertad a los judíos, sólo volvió a la Palestina una débil compañia. Enfrentándose a grandes adversidades, restauraron el santuario desolado por los babilonios. Pero los profetas llevaban en mente algo más que este evento cuando hablaron de la gloria que asistiría al redivivus del éxodo. A medida que Israel recordaba y celebraba el primer éxodo, empezó a comprender que el éxodo real, prometido por los profetas, estaba aún por venir. Por tanto, el pasado vino a constituirse en el patrón del futuro. Más aún, fue la figura y promesa de la liberación futura esperada. Este es el significado de la actividad periódica divina: es la historia recapitulada de los eventos. Los profetas inspiraron a Israel con la esperanza de que la historia se movía hacia un blanco destinado, un punto telos (culminante, final); el día cuando Dios recapitularía su acto salvador para su pueblo en un drama final de redención.

Por esto es que el Antiguo Testamento es un libro inconcluso. La liberación del post-exilio no constituye el drama final de la redención. La maravillosa resurrección de Israel (Ez. 37) apuntaba hacia otra “salida del mar”,otra restauración del santuario y otra resurrección que sobrepasaría a todas las demás y traería la historia a su fin señalado.

1. De acuerdo con algunos eruditos, este pasaje de Isaías no es sólo una referencia a la liberación del Mar Rojo, sino, además, a la victoria de Dios sobre las aguas caóticas antes de la creación.

2. En el mundo antiguo, los que no eran hebreos concebían el tiempo como un irculo que no llegaba a ningún lugar. La historia de los eventos recapitulados del Antiguo Testamento no debe conducirnos a pensar que los hebreos concebían el tiempo en términos de una circunferencia. Existe un patrón repetitivo. Pero en cada evento periódico no sólo se recoge al evento anterior, sino que se lo trasciende. La historia es una línea recta moviéndose hacia un lugar definido.
3. Con frecuencia se usan el mar y las aguas para representar problemas, persecución y opresión satánica a través de los poderes impíos (Is. 8; 17:12, 13). Las indomables aguas turbulentas de antes de la creación representan el lugar del dragón, llamado algunas veces Leviatán o Rahab. En el éxodo el dragón queda vencido en el fondo de la mar (Job. 26:12, 13; Sal. 68:22; 74:12-17; 89:10, 11; Is. 27:1; 44:27; 51:9-11; 60:5; Dn. 7:1, 2; Ap. 12:6-16; 17:1, 3, 15).

Anúncios



    Deixe um comentário

    Faça o login usando um destes métodos para comentar:

    Logotipo do WordPress.com

    Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

    Foto do Google+

    Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair /  Alterar )

    Imagem do Twitter

    Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

    Foto do Facebook

    Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

    Conectando a %s



%d blogueiros gostam disto: